IES Castillo de Fatetar
Avda. Príncipe de Asturias, s/n
11648 Espera, Cádiz
Tlf.: 956 709 749

Espera is waiting for you

Domingo, 17 Diciembre 2017.

Espera is waiting for you
Espera is waiting for you es un proyecto educativo entre los institutos IES Mar de Alborán, de Estepona (Málaga) y el IES Castillo de Fatetar, de Espera. Este proyecto nace de la convicción de que para educar hay que despertar el interés por aprender y de que esta llama prende mejor entre iguales, cuando los alumnos de un lado y otro de la geografía andaluza se conocen e intercambian experiencias.
Espera is waiting for you es un proyecto educativo entre los institutos IES Mar de Alborán, de Estepona (Málaga) y el IES Castillo de Fatetar, de Espera. Este proyecto nace de la convicción de que para educar hay que despertar el interés por aprender y de que esta llama prende mejor entre iguales, cuando los alumnos de un lado y otro de la geografía andaluza se conocen e intercambian experiencias. Se trata de un proyecto que pone en contacto alumnos de distintas provincias y que se trabaja desde distintas áreas. Así, por parte del IES Mar de Alborán, han participado cinco profesores: don Antonio Gregorio Rodríguez y doña Ana Isabel Amaya, de Educación Física; don Javier Martínez, de Lengua Castellana y Literatura; don Javier Rodríguez, de Francés y don Carmelo Muñoz, de Inglés. Por parte del IES Castillo de Fatetar: don Juan Sánchez, de Educación Física; doña Araceli Barrera, de Música; doña Begoña Dorantes, de Inglés, y don Juan Carlos Yuste, de Matemáticas. Convencidos de la riqueza que supone para los alumnos este encuentro, estos dos días de intercambio, los profesores de ambos institutos nos pusimos en contacto nada más empezar el curso e iniciamos el proyecto. Durante los meses previos, realizamos una serie de actividades: recitales de poesía, coreografías, actividades específicas de vocabulario en inglés y francés, creación de un muro colaborativo donde se han ido colgando fotos para que los alumnos vayan conociéndose… y, sobre todo, los profesores mantienen un contacto contínuo de coordinación para que en los días de convivencia salga todo lo mejor posible, como finalmente salió. ¡Y llega el esperado momento! Los días 4 y 5 de diciembre Espera acogió a 48 alumnos de 1º de ESO de Estepona, que desde el primer momento se mezclaron con otros 30 alumnos de 2º de ESO de Espera. Las actividades que se realizaron durante estos dos días fueron las siguientes: A las 11 de la mañana del día 4, los alumnos fueron recibidos en el salón multiusos del ayuntamiento por nuestro Alcalde, don Pedro Romero, y el director del IES Castillo de Fatetar, don Ignacio Martín, que les dirigen unas palabras de bienvenida y obsequian a los profesores de Estepona con una placa conmemorativa. A continuación los alumnos recorrieron el pueblo en una gymkhana que los lleva por diferentes establecimientos del municipio: de Confecciones Duque a Toni y Manoli, al bar Benítez, Chispitas, Súper Arcos, Día, supermercado el Colorao, bar Piscina, bar Cuper, Bar Gabriel, terminando en el bar Frasquito, agotados pero con la mente despierta para resolver las preguntas de Matemáticas e Inglés que contenían los sobres que han ido obteniendo. Algunas de las pistas de la Gymkhana no debían estar del todo claras porque, además de los sitios correctos, también visitaron: la iglesia, buscando dónde se viste el cura; la farmacia, el centro médico,… en fin, conocieron el pueblo (los nuestros ya lo conocían, pero los de Estepona, no tanto). Como el grupo era demasiado numeroso para que todos hicieran la gymkhana a la vez, el grupo se dividió en dos y se hicieron dos turnos. Mientras uno estaba corriendo por el pueblo buscando pistas, el resto de los alumnos visitaron nuestra iglesia y subieron al castillo acompañados de las palabras de un guía excepcional: don Juan José Soler. Agotados, pero contentos después de esta primera toma de contacto, nos dirigimos al comedor del instituto, donde nos tenían preparado un buen almuerzo reponedor y necesario para afrontar las actividades deportivas previstas para la tarde. La tarde del día 4 el ayuntamiento, gracias a la mediación de Pumuki, puso a nuestra entera disposición el pabellón y las pistas deportivas municipales. Así, desde las cuatro y media hasta las ocho de la tarde, se llevan a cabo una serie de talleres: fútbol, baloncesto, pádel, tenis, kárate, zumba y pintacaras. Los alumnos de 4º de ESO ejercen de monitores y los chicos de Espera y de Estepona, durante toda la tarde, en grupos de ocho o nueve, van rotando el turno pasando por los distintos talleres. Se lo pasan bien, se van conociendo entre risas y terminan en el pabellón con un baile multitudinario, colofón de las actividades deportivas. Pero ahí no terminó el día. Toca ducharse, los ochenta alumnos y todos los profesores, porque en el Bar Gabriel hay cena, música y baile hasta bien entrada la noche. Terminada la jornada, los alumnos de Espera van a dormir en sus casas y los alumnos y profesores de Estepona en el salón multiusos del ayuntamiento, debidamente aclimatado, donde duermen y descansan del largo día de actividades. Día 5. Al día siguiente toca levantarse temprano. De nuevo el comedor del instituto, perfectamente coordinado por nuestra Jefa de Estudios, doña Rocío Botejara, sirve para que nuestros alumnos visitantes desayunen un buen mollete típico de la localidad y chocolate. También los profesores empiezan así de bien la mañana. Dejamos el comedor cargados de un picnic que se nos ha preparado y a las 11 marchamos todos juntos hacia El Bosque a recorrer el sendero del río Majaceite. Por el camino muchas fotos, muchas risas, intercambio de números de teléfono (para mantener el contacto). En una explanada hay tiempo para relajarnos con una sesión de yoga. Y al final, después de tres horas de caminar esta parte de la sierra de Grazalema, en Benamahoma, nos sentamos todos juntos para comernos nuestro merecido picnic. Los alumnos se sientan en círculo, comparten experiencias, y finalmente se despiden. Cada uno vuelve a su autobús: los nuestros al que nos trae de vuelta a Espera; ellos, con mayor distancia por delante, vuelven a Estepona. Es el punto y aparte de un proyecto que continúa, y que nos llevará a nosotros, a nuestros alumnos, a conocer Estepona y a hacer todo aquello que nos tengan preparado ¡La que nos espera! allá por el mes de mayo, en tiempo de sol y playa. Hasta pronto.