IES Castillo de Fatetar
Avda. Príncipe de Asturias, s/n
11648 Espera, Cádiz
Tlf.: 956 709 749

Primera sesión

Miércoles, 26 Marzo 2014.

El jueves 13 de febrero inauguramos el Programa Andalucía Profundiza en el IES Castillo de Fatetar. Comenzamos la primera sesión definiendo entre todos el proyecto, partiendo de la pregunta “¿Qué civilización fundarías?”. Comenzamos investigando qué es una civilización visualizando un documental sobre antiguas civilizaciones y concluimos los aspectos fundamentales que debíamos definir en nuestro proyecto: la localización en el espacio-tiempo, la estructura social, política y económica, la revolución urbana, la religión y creencias, la escritura y la cultura y manifestaciones artísticas. El grupo decidió en qué formato quería plasmar cada uno de estos aspectos y planificamos el tiempo a dedicar a cada tarea. A continuación debatimos diferentes posibilidades sobre los orígenes de nuestra civilización y su localización en el tiempo, lo que nos llevó a algunos de sus dioses y creencias.

El equipo decidió ubicar la civilización en la antigüedad, dado que podría haber existido pero no se tienen datos sobre ella, entre en 700 y el 200 a.C. Un grupo humano perteneciente a otra civilización antigua no definida sufrió los efectos de pequeños terremotos, por lo que decidieron huir hacia otras tierras más seguras. Mientras estaban en alta mar los movimientos tectónicos provocaron un maremoto, que hizo naufragar la mayoría de las embarcaciones. Sólo unos cuantos navegantes sobrevivieron, gracias al apoyo y la entereza de una pareja de tripulantes. Cuando cesó el maremoto las embarcaciones llegaron a tierra firme. El lugar estaba deshabitado y decidieron fundar una ciudad. Los sucesos vividos les hicieron cambiar sus creencias. El Agua y la Tierra se convirtieron en sus nuevos dioses y la pareja que los había guiado hasta allí, “los guías de la tormenta”, fueron escogidos como líderes. La civilización floreció de forma pacífica a lo largo de los años, hasta que en época de la República romana fueron aniquilados o sometidos. Celosos de su esplendor, los romanos borraron cualquier vestigio de su existencia, razón por la que no sabemos nada de ellos en la actualidad.

   ola

(Icono de la Diosa del Agua en forma de ola, y la diosa Tierra bajo su cresta, por Valeria Garrido)

En la siguiente sesión decidiremos cómo se organizará esta pequeña sociedad y diseñaremos una posible ciudad y una vivienda que refleje su modo de vida.